Realizar una reforma eléctrica en un domicilio

Cuando nos planteamos realizar una reforma integral no siempre contamos con las instalaciones. Las instalaciones eléctricas también sufren el paso del tiempo y deben renovarse, no solo por estética, también por necesidad. Hay que tener en cuenta ciertos aspectos antes de realizar una reforma eléctrica en un domicilio.

Los circuitos de electricidad de un domicilio parten de un cuadro de distribución. En principio este cuadro debe ser solo manipulado por un profesional, debido a que de su correcto funcionamiento depende la red de toda la casa. La red se divide en varios circuitos que controlan las diferentes partes eléctricas de una casa. Cada circuito está conectado a un interruptor automático que salta al detectar una sobrecarga o cortocircuito. Todo el sistema depende además de un interruptor de sistema. El cuadro debe estar en buenas condiciones y de hecho se puede renovar por otro sistema nuevo si no cumple las condiciones de seguridad suficientes.

Es importante recalcular la potencia del circuito. Para elegir la potencia de un sistema eléctrico se deben tener en cuenta las dimensiones del domicilio. Muchas veces la vivienda se amplía o se introducen elementos eléctricos, por lo que la potencia total debe variar.

Las instalaciones concretas como enchufes o interruptores deben renovarse cada diez años, ya que pasado este tiempo pueden comenzar a dar fallos y resentirse de un uso continuado. Si la instalación es buena y cuenta con toma de tierra es posible que las instalaciones duren unos años más.

Los interruptores y enchufes en mal estado provocan chispas, este tipo de dispositivo eléctrico debe cambiarse urgentemente ya que puede provocar graves perjuicios a la red general.

Las instalaciones empotradas también deben ser revisadas. En algunos casos basta con hacer una roza y comprobar su estado. Una vez revisadas se vuelve a cerrar la roza con yeso. Las instalaciones vistas pueden ser discretamente disimuladas con muchos embellecedores existentes hoy en día, de manera que no queden a la vista.

Las instalaciones que deben revisarse con mayor asiduidad y renovarlas en caso de reforma integral son las de baño y cocina. El motivo es que en estas habitaciones se concentra una gran cantidad de humedad, lo que provoca que a veces no funcionen con normalidad.

Estos son los aspectos a tener en cuenta antes de llevar a cabo una reforma eléctrica en un domicilio, si tienes alguna duda o sugerencia puedes escribirnos un comentario en nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *