Las reparaciones más comunes en una casa

Un hogar puede necesitar muchos arreglos a lo largo de los años. Muchos de nosotros hacemos nuestras propias chapuzas debido a que algunas pequeñas obras se repiten y su arreglo es fácil y rápido. Estas son las reparaciones más comunes que se llevan a cabo en un domicilio particular.

  • Reparar un pomo es un clásico. Muchas veces forzamos en exceso el mecanismo y acaba por aflojarse. Un bombín es un mecanismo sencillo que normalmente podemos manipular nosotros mismos, normalmente basta con ajustar el muelle, rellenar los huecos de los tornillos y lijar las astillas de la puerta.
  • Las persianas deben permanecer en perfecto estado para aislar la casa. En caso de que algo no funcione con normalidad debemos abrir la caja superior y detectar el problema. Lo más común es que las lamas se hayan enganchado, sin permitir que el mecanismo se pueda liberar con normalidad.
  • Cambiar bombillas es también una tarea cotidiana. Para conseguir hacer esta tarea con éxito es conveniente adquirir las bombillas que mejor se adaptan al dispositivo. Hoy en día la mejor decisión es comprar bombillas de bajo consumo, no solo estaremos colaborando con el medio ambiente, además ahorraremos en la factura eléctrica.
  • En ocasiones la grifería se afloja, nunca se debe cerrar el grifo con fuerza, con esto solo conseguiremos forzar el mecanismo aún más y dañar la junta. Lo mejor es cambiar la junta de cierre, algo muy fácil ya que se trata de una pieza de goma. Se extrae a rosca y se coloca de la misma manera.
  • Hay reformas que responden a una cuestión estética más que funcional. El cambio de lámparas es muy común, para ello hay que asegurarse de que la instalación está en buenas condiciones, tanto el cable como los tornillos, por último bastará con empalmar el sistema de cableado al nuevo dispositivo.
  • Pintar es otro clásico. Las paredes sufren el paso del tiempo y es conveniente renovarlas. Lo importante es preparar la pared, normalmente basta con que la superficie esté limpia, y cubrir el resto de la habitación para que la pintura no manche otras superficies.
  • Cambiar el parquet es una tarea que podemos hacer nosotros mismos con paciencia. Retirar las piezas con paciencia y adherir las nuevas láminas revitalizarán la imagen de tu habitación.

Estas son las reparaciones más comunes en una casa, si tienes alguna duda acerca de su ejecución puedes escribirnos un comentario en nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *